axelmakaroff.com

Inicio

Introducción

Artículos

Donaciones

Colaborar

Servicios

Boletín

Contacto

Un nene de 3 años murió luego de que le aplicaran dos vacunas

Eran la triple viral y contra la hepatitis B. Apenas Fabricio Barrios salió de la sala de vacunación se desmayó. Luego entró en estado de coma y murió. La madre denunció el caso ante la Justicia.

Graciela Gioberchio

 

El dolor de un abueno. José Barrios muestra el frasco de la vacuna hepatitis b que usaron para su nieto. (Foto: Sergio Goya)

 

Un nene de tres años murió apenas una hora después de haber recibido la vacuna triple viral y otra contra la hepatitis B. Ocurrió el jueves a la tarde en el hospital vecinal Emilio Burgwardt, de Longchamps, donde le aplicaron las vacunas. La indignación de la familia y de los vecinos se acrecentó porque nadie ayudó a conseguir una ambulancia para trasladarlo a un hospital de mayor complejidad.

La madre del nene denunció el caso en la Justicia, que se caratuló de "muerte dudosa". La fiscal Liliana Thiem de la UFI Nº 15 de Lomas de Zamora ordenó la autopsia del cuerpo (aún no se conoce el resultado) e investiga el estado en que se encontraban las vacunas que provee el Ministerio de Salud a la Provincia, y ésta al municipio. En el Burgwardt suspendieron la vacunación y las partidas fueron secuestradas.

Expertos consultados por Clarín afirman que no hay contraindicaciones en la aplicación de ambas vacunas en un mismo día (ver Dicen que...).

El subsecretario de Salud bonaerense, Oscar Fariña, aseguró que las vacunas "no estaban vencidas" y destacó que "con el mismo frasco (en el caso de la triple viral) se vacunaron a otros chicos y no hubo inconvenientes".

Angel Marrone, presidente de la asociación de fomento que administra el hospital vecinal, dijo que el jueves se vacunaron entre 25 y 30 chicos. Este hospital no recibe subvención de ningún tipo y cobra bonos de entre $ 5 y $ 15.

"Mi nieto estaba sano. Recibió las vacunas, apenas dio unos pasos en la puerta del hospital y se desmayó. Quiero saber la verdad... fue una muerte instantánea", dijo a Clarín el abuelo de Fabricio, José Barrios, sin poder contener las lágrimas, en la puerta de la casa de velatorios.

Barrios contó que el jueves, cerca de las 16.30, su nuera, Lucía Mabel Aguirre —embarazada de 7 meses— y madre de otro chico de 9 años, llevó a Fabricio a vacunar al hospital Burgwardt. La familia vive en una humilde casa del barrio Los Altos, en Longchamps, partido de Almirante Brown.

Poco después de recibir las vacunas, el nene entró en coma y comenzó la búsqueda desesperada de una ambulancia. El Burgwardt no tiene. Marrone dijo que hace tiempo reclaman una.

Luego se comunicaron con la Región Sanitaria 6ª de Lomas de Zamora y les dijeron que no tenían ambulancia disponible. La misma suerte tuvieron al llamar al hospital Meléndez de Adrogué, a los bomberos y a una empresa de ambulancias que se negó a hacer el traslado. El nene murió en la guardia del Burgwardt.

Entre el dolor y la bronca, el abuelo del nene mostró a Clarín un frasco vacío de una de las dosis de la vacuna contra la hepatitis B que aplicaron en el Burgwardt: "Euvax B inyección pediátrica, contra la hepatitis B recombinante", decía la etiqueta.

En la Subsecretaría de Salud bonaerense dijeron que manejan 3 hipótesis sobre las causas de la muerte: "Algún factor de tipo alérgico, una enfermedad concomitante o error humano".

Ninguna autoridad se acercó a hablar con la familia. Barrios aseguró: "Si en 20 días no me dan una respuesta, me voy a encadenar frente a la Casa Rosada".



Fuente: Clarín